Que es la LERH?

REFLEJO PODAL Y ENERGIA RESIDUAL HUMANA

 

 REFLEJO PODAL

- El reflejo es la respuesta rápida desde un órgano a las zonas periféricas del cuerpo, produciéndose en éstas dolor, cambios de pigmentación, picor, eccema, rubor, etcétera, que reafirman esta relación interno-externo y que estudiosos han utilizado, durante milenios, para tratar enfermedades internas, desde el exterior, mediante todo tipo y sistemas de masaje: En contacto con la piel, a través de presión muscular, con la introducción de agujas finas en puntos concretos y superficiales, con aparatos eléctricos o laser.

La estimulación manual-electro-energética, vía refleja, es la técnica de transmitir impulsos desde un punto concreto de la piel a otros situados a distancia (reflexoterapia).

- El pie también forma parte de las zonas reflejas del cuerpo, y debido a su situación al final de las extremidades inferiores y en contacto con la tierra, es una de los sectores donde la respuesta posee una mayor eficacia curativa.

- El ser humano ha desarrollado y transmitido a través de generaciones, un sistema de “auto-estimulación curativa” gracias a la presión que ejerce el pie al contactar con la tierra.

Asimismo se aprovecha de la facultad que tiene la tierra para absorber y transformar residuos (escorias) procedentes del reino animal o vegetal, para verter nuestras propias energías residuales enceldadas dentro de pequeños gránulos o protuberancias, palpables, en la planta de los pies.

- De antaño el hombre se ha calzado y si además tenemos en cuenta que en las ciudades existe el asfalto, se comprende que este contacto medicinal se está perdiendo, pero no así el movimiento energético que parte desde un órgano hasta los pies, de estos al cerebro y nuevamente al órgano, buscando con este movimiento conectarse con la tierra, para estabilizarse física y emocionalmente y para eliminar partículas tóxicas más pequeñas (desintoxicación), procedentes del recambio orgánico (metabolismo).

- Cualquier disfunción orgánica produce una eliminación de energía a su zona refleja podal. A su vez las rugosidades del terreno y piedras pequeñas estimulan diferentes sectores del pie, correspondientes a distintos órganos y entrañas reflejados, los cuales por medio de los nervios periféricos sensitivos conectan con su área cerebral (según la energía residual podal) para que, en caso de disfunción y, a través del sistema nervioso vegetativo simpático-parasimpático, puedan mantenerse en equilibrio. 

El masaje terapéutico dirigido a este microsistema podal, abre esta sensibilidad diferencial, que tenemos tan dormida, permitiendo al organismo utilizar la compresión táctil, transformarla en información sensorial, ser procesada, estimular terminaciones neuronales, transmitir señales y todo ello para potenciar la homeostasis. 

 

ENERGIA RESIDUAL Y L.E.R.H. (liberación de energía residual humana)

- Se puede establecer un diagnóstico por los pies y ayudar al organismo en su capacidad curativa gracias a la captación de energía residual, que es liberada por los órganos y entrañas hasta los pies, como producto final del anabolismo y catabolismo orgánico-energético, de la lucha de nuestro sistema defensivo contra hongos, virus, bacterias, contaminación, así como de las enfermedades y traumas. 

- Este sistema de liberación residual energético, es parecido al que sucede en la circulación sanguínea, donde la sangre venosa tóxica, carente de oxígeno, es  liberada de productos catabólicos y de anhídrido carbónico, gracias al filtraje de los riñones y al intercambio de gases que se producen en ambos pulmones.

Las sustancias patógenas de peso molecular ínfimo, como el ácido úrico y los residuos energéticos del metabolismo y del proceso oxidativo celular, son eliminados a través de conductos que, siguiendo la ley de la gravedad, bajan hasta su zona podal, manteniéndose dentro de pequeñas bolsas, en los pies, hasta que el contacto con la tierra o el masaje los libere, para que la energía noble circule limpia por los meridianos o canales energéticos y por los órganos, al igual que la sangre arterial transporta oxigeno y sustancias nutritivas para alimentar a toda la economía orgánica.

- Las energías residuales que se captan en los pies son diferentes según el órgano que las provoca, la enfermedad, la edad de la persona y su capacidad de reacción o su fuerza vital. La valoración y posterior eliminación de las mismas, a través de la L.E.R.H. (liberación de energía residual humana), son una forma de diagnostico y de ayuda en el tratamiento de cualquier enfermedad o disfunción, y por experiencia muy efectivo.

- El mecanismo para fomentar la auto-curación es la eliminación de las partículas más pequeñas (energías residuales podales), provocadas tanto por el recambio orgánico como por una disfunción, traumatismo, cirugía, cicatrices, heridas, quimioterapia, radioterapia, tumores, enfermedades crónicas, etcétera. 

- He podido apreciar, analizar y diferenciar dieciséis de estos componentes energéticos residuales, que se pueden percibir solos o acoplados. En su captación, a veces parece que se materializan, por su estructura densa. Su liberación permite que nuevos desechos sean enviados hasta su válvula eliminadora podal. 

Estas energías coinciden con las valoradas por la M.T.CH. (Medicina Tradicional China), es decir calor en la zona refleja del corazón y del intestino delgado. Viento o energía rápida intermitente en el hígado y la vesícula biliar. Humedad en el bazo y en el estómago, o frio en la zona refleja podal del riñón y de la vejiga.

En este caso, y según esta ciencia milenaria, se podría decir que dichos residuos son propios del metabolismo celular. No así, cuando se aprecia una energía que no corresponde al órgano liberador, como por ejemplo, energía húmeda en la zona refleja de corazón. Su captación nos manifiesta estancamiento por humedad, según la M.T.CH.; o saturación de las pequeñas arterias coronarias, según la Medicina alópata.

- Existen otras energías residuales provocadas por nuestra forma actual de vivir, es decir, contaminación del aire, que invade la zona podal del pulmón con una energía húmeda sucia. Alimentos no naturales, tratados con hormonas, pesticidas, nitratos y nitritos, cuya energía residual es densa y dolorosa, cuando se capta en la zona refleja podal del estómago, bazo, intestinos, tiroides, suprarrenales, apéndice, área frontal cerebral, corazón y aparato urogenital.

También el estrés mantenido, la falta de sueño, los medicamentos para tratar diferentes enfermedades crónicas, la quimioterapia y los psicofármacos producen energía tóxica que se capta en diferentes zonas del pie.

- Otra energía totalmente diferente a todas es la procedente de parásitos, sobretodo hongos como las cándidas y, que según la valoración podal ya no tan solo se halla en las partes periféricas del cuerpo, en la uretra o la vagina, sino que se capta en la zona correspondiente a órganos tan dispares como el hígado, los intestinos, sobretodo el delgado, los pulmones y las áreas cerebrales. 

- Cuando la energía residual se encuentra saturada en su zona de recepción podal, ésta se fragua por falta de estimulación liberadora (contacto con la tierra) y no puede ser expulsada; por este motivo, es imposible que absorba nuevos detritus físico-energéticos, procedentes de las células; manteniéndose esta toxicidad energética en ellas, lo que dificulta el movimiento de las energías nobles y como consecuencia consecutiva el de la sangre y el de los líquidos orgánicos.

Por todo ello, también se capta energía residual en los meridianos de acupuntura establecidos por la Medicina Tradicional China, los cuales coinciden tanto con la enfermedad, como con el órgano reflejado, así como con la energía residual, aunque en estos canales no es tan tóxica en su salida, como se capta en la planta de los pies. Su liberación beneficia la circulación de la energía de los órganos y entrañas.

Enfermedades en las que la L.E.R.H. puede ayudar en la auto-curación:

  •  Esterilidad femenina o masculina, cuando no es debida a un problema mecánico. Dismenorrea, metrorragia, amenorrea, regla retrasada o adelantada endometriosis.
  • Cálculos renales o vesicales, diabetes mellitus.
  • Asma alérgica, resfriados de repetición, bronquitis asmática.
  • Problemas relacionados con la piel, psoriasis, dermatitis, acné.
  • Reuma, artritis, artrosis, lumbago, fibromialgia. Dolor producido por traumatismo o intervención quirúrgica.
  •  Procesos tumorales, quistes, miomas. Cáncer primario, leucemia. Efectos colaterales (dolor, vómitos, cansancio, destrucción de hematíes o leucocitos).
  • Estreñimiento crónico, diarrea funcional, hepatitis, digestiones pesadas.
  • Depresión, cansancio general, anemia, insomnio o somnolencia.
  • Mala circulación venosa o arterial. Taquicardias, palpitaciones, opresión torácica. Hipertensión.
  • Cólicos del recién nacido, resfriados de repetición e hiperactividad infantil.
  • La liberación de energía residual podal es positiva en recién nacidos y, en prematuros, para ayudar en su posterior y normal desarrollo.

Tengo alguna experiencia y con resultado satisfactorio, en anomalías fetales, liberando energía residual podal de la gestante y aumentando sus defensas; así como en el tratamiento de ciertos defectos estructurales en neonatos.

Personas a las que puede interesar esta técnica

  • Acupuntores, naturópatas
  • Masajistas, reflexólogos, esteticistas
  • Enfermeros, fisioterapeutas
  • Madres de familia, cuidadores

Contacto

Centro de Fisioterapia y Terapias Naturales LERH

Joan Maragall nº 10 - Bajos 3ª Sant Feliu de Llobrgat, Barcelona

936668101 - de lunes a jueves de 14h a 20h y viernes de 9h a 13h (resto convenidas)