REHABILITACIÓN en tiempo de escayola o inmovilización

Uno de los mayores retos a los que se enfrenta nuestro aparato locomotor deriva de la inmovilización realizada cuando sufrimos una rotura de hueso, sobretodo si esa rotura trasciende a una articulación. Cada día que pasa, los tejidos adyacentes degeneran, pierden tono y son un grave inconveniente, tanto para la propia curación del hueso como a la consiguiente recuperación del movimiento. Así, una rotura a la altura del tobillo, con una inmovilización de uno o dos meses, puede llegar a provocarnos una cojera crónica o la incapacidad de mover ese tobillo maltrecho del mismo modo como lo hacíamos antes del trauma.

 

La rehabilitación en tiempo de escayola es un tratamiento que pretende reparar el daño desde el primer día de inmovilización, sin poner en peligro el hueso o la articulación implicada. El modo de hacerlo, es hacer creer al cerebro que realizamos los movimientos que no podemos hacer, visualizándolos y realizando movimientos "agonistas" que ayuden en el engaño.

 

El trabajo de la rehabilitación en tiempo de escayola basa su fundamento en la función del cerebelo como "controlador" de los movimientos voluntarios que el cerebro ordena al aparato locomotor. El cerebelo realiza un "control de error" muy parecido al de los servomecanismos de un robot. Cuando el cerebro envía la orden de realizar cierto movimiento, el cerebelo compara las intenciones y afina el movimiento para que sea óptimo. Por ejemplo, si queremos coger algo de una mesa, el cerebro mandará la orden a los músculos y el cerebelo calculará la distancia, velocidad y necesidad de usar músculos antagonistas para que no nos golpeemos con la mesa o no rompamos el objeto. Los bebés, que aún no tienen el cerebelo maduro tienen problemas de coordinación precisamente porque no hay este control por parte del mismo cuando el cerebro envía una orden.

 

Sin embargo, si la articulación está impedida por la inmovilización, el cerebelo sabe que no debe actuar y la intención del tratamiento es engañar el cerebro para que crea que si se realizan esos movimientos, promoviendo la autocuración del tejido.

 

La forma de realizar estos movimientos es buscando la función de la articulación a través de la tensión o flexión selectiva de los músculos adyacentes, sin que se produzca ningún movimiento.


Contacto

Centro de Fisioterapia y Terapias Naturales LERH

Joan Maragall nº 10 - Bajos 3ª Sant Feliu de Llobrgat, Barcelona

936668101 - de lunes a jueves de 14h a 20h y viernes de 9h a 13h (resto convenidas)