Sofrito de cebolla y tomate

18.04.2011 16:44

Si el sofrito lo queréis hacer además con tomate, simplemente lo añadiremos natural y rallado. Si lo disponemos en botes de cristal que habremos cocido al baño maría, en la época de recolección de esta hortaliza (la mejor en agosto), lo aprovecharemos para nuestro sofrito. La cocción total dura de siete a diez minutos.

Si se utiliza para un guiso o una paella, la duración total es menos de la mitad que os costaría la preparación sin la ayuda de los sofritos congelados.

 

Un truco: en lugar de sal poner una o dos cucharadas de salsa de soja, que aumenta el gusto del sofrito y un poco de fructosa para quitar la acidez del tomate.

El ajo y el perejil ayuda en el sabor.

 

Cada vez que hagáis un sofrito completo hacer el doble y congelar la parte que ha sobrado, así lo tendréis para una próxima ocasión. 

Recordar que los sofritos han perdido parte de las vitaminas hidrosolubles (C y B), por lo que no importa congelarlas. Utilizarlos para dar buen sabor a los alimentos que sí nos aportan nutrientes.

 

Sofrito con cebolla, tomate y pimiento

Si queréis hacer un pisto, es decir un sofrito con pimiento, lo mismo. Una vez se disponga la cebolla caramelizada en la paella, añadir el tomate y el pimiento troceado pequeño. La salsa de soja, un poco de fructosa y el ajo y el perejil. Cocer diez minutos. También lo podemos congelar, al igual que el sofrito con cebolla.

Este sofrito es especial para hacer un bacalao con sanfaina, plato que podremos hacer con solo unos quince minutos.


Contacto

Centro de Fisioterapia y Terapias Naturales LERH

Joan Maragall nº 10 - Bajos 3ª Sant Feliu de Llobrgat, Barcelona

936668101 - de lunes a jueves de 14h a 20h y viernes de 9h a 13h (resto convenidas)